Cultura, historia y pensamiento a este lado de los sifones

Categoría Número 1: Nociones de ruralidad

Felipe Alaiz: el arte de escribir sin arte, por Óscar Senar

“García Lorca parece que se santigua para estar en gracia y que echa a escribir como quien echa a andar conducido por un fuego frío, fatuo, sin parpadear”. Bécquer “escribió las mejores rimas de las que era capaz”. Jacinto Benavente… Seguir leyendo →

El río que nos une, por Xavier Castelltort

El río Cinca es uno de los dos hermanos que beben la leche materna pirenaica. La cordillera los quiere a los dos por igual, no siente afecto más por uno que por el otro. Aunque sus aguas no se diluyen… Seguir leyendo →

La COSA en Belver, por Chico-Trópico

La COSA estuvo en la 17 edición del festival rural itinerante Estoesloquehay, realizando un experimento sonoro y de participación vecinal inédito. Durante el día 29 de junio de 2019, Chico-Trópico recorrió el pueblo, los campos de frutales y la fábrica… Seguir leyendo →

La derechización de un pueblo, por Germán Ferrer Marzola

A través de los diferentes resultados que se han ido produciendo en Belver de Cinca en las elecciones municipales desde 1979 podemos apreciar una clara evolución hacia la derecha, o lo que es lo mismo, una derechización ideológica de sus… Seguir leyendo →

El vals sobre las olas, por Feli Benítez

Ahora que la casa es toda para mí, mirar por la ventana ya no es esperar ver alguna silueta humana recortada por el contraluz del sol que siempre está delante de los cristales. El abuelo Florencio, cuando jubilado, dejó de… Seguir leyendo →

Vidas a la intemperie, por Marc Badal

La ciudad es el lugar de la suciedad por antonomasia. La Roma decadente de Juvenal. El «¡agua va!» de las villas medievales infestadas por la muerte negra. El smog en la Inglaterra de Dickens. El hedor de las cloacas del… Seguir leyendo →

Un maestro sin escuela, por Germán Ferrer Marzola

Si preguntas en el pueblo a cualquiera que en la larguísima posguerra española estuviese en edad escolar quién era el maestro todos te responderán al mismo hombre: Don Pepito. Sin tener escuela y apartado de la docencia, él es el… Seguir leyendo →

Encender la luz de las estrellas, por Jorge Senar

“El cielo es un jardín que florece de noche, cuando el Sol se va a dormir a Occidente.  Sus flores son las estrellas y su perfume es el silencio con el que nos embriagan.  Aquí las llamamos rosas, acianos, jacintos,… Seguir leyendo →

Belver de Cinca en democracia, por Roberto Senar

“Es impactante ver cómo cada elemento del programa neoliberal ha sido específicamente diseñado para socavar la democracia.” Noam Chomsky El próximo veintiocho de abril, y también el veintiséis de mayo, los españoles estamos de nuevo llamados a las urnas para… Seguir leyendo →

Aragoneses y catalanes: en contacto en el siglo XXI, por José Manuel Martínez París

Aragón y Cataluña/ Cataluña y Aragón: dos pueblos cercanos, dos territorios limítrofes, que no se han dado la espalda a lo largo de los siglos. Por geografía, historia y economía existen, y han existido, relaciones muy estrechas a todos los… Seguir leyendo →

Merece la pena amar un miserable trocito de tierra, por Óscar Senar

En la mitología griega, el gigante Anteo, hijo de Gea y Poseidón, ejemplifica el apego a la tierra. Defensor a ultranza de sus dominios, no solo se negaba a abandonarlos, sino que mataba a todo aquel desventurado que osaba atravesarlos…. Seguir leyendo →

Amarcord, por Ros Beret

Tenía tres años y estaba en la guardería. Debía correr el año ochenta y tres u ochenta y cuatro. Siempre resulta complicado datar los recuerdos pero imagino que de ahí vienen mis recuerdos más antiguos. Recuerdo que no quería ir… Seguir leyendo →

El artículo como síntoma, por Antonio Lachós

Pudo ser hace quince años, no más. Una mañana cualquiera alguien toma una decisión que no había tomado nunca antes: se come el artículo. No fue  por sus propiedades nutritivas, al parecer los artículos alimentan lo mismo que los adjetivos… Seguir leyendo →

© 2022 Yoknapatawpha — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑